martes, diciembre 6, 2022

Nuestra Casa posee capacidad para albergar a 180 personas. Sus plazas se distribuyen en habitaciones con baterías de camas cuchetas (en su gran mayoría), y otras individuales con baño privado, para mayor intimidad de sus ocupantes. Cada una de sus plazas contiene, para la comodidad de sus visitantes, camas, colchones, almohadas y frazadas (no incluye ropa blanca, es decir, el compuesto de sábanas, toallas y toallones).

El servicio de sanitarios –sea a nivel individual, o dispuestos en modalidad de baterías–cuentan, cada uno, con el conjunto de inodoro, bidet  y duchas.

En cuanto a los espacios de usos múltiples, disponemos de dos amplios comedores (con mesas y banquetas) y una cocina industrial, totalmente provista, pensada para contingentes. Ésta última dispone de hornos pizzeros, freezer, cámara de frío, y heladera. También disponemos de ollas de gran tamaño, utensilios necesarios para cocinar, bandejas para servir y todo lo necesario para las tareas requeridas durante su estadía. No se incluye  en este servicio la vajilla personal para los hospedados (plato, vaso, cubiertos y tazas), excepto se paute con antelación.

Complementa la construcción de la vivienda, el Templo o Capilla (de piedra vista), cuyas características inspiran al visitante a encontrarse en la oración y la meditación.

Las sacristías no están provistas de los elementos necesarios para la celebración de la Santa Misa (vestimenta del sacerdote, velas, plegarias eucarísticas, hostias y oblatas, manteles, libros, etc.).