El 10 de diciembre de este año, fiesta de la Virgen de Loreto, un grupo de amigos, delegación de quienes pudieron de un equipo mayor, regresamos al Seminario después de mucha agua pasada bajo el puente y la experiencia justificó el nombre del grupo de Whatsapp que conformamos: ‘Parece que fue ayer’.
Y parece que fue ayer, pero fue hace mucho más. Nos encontramos por primera vez en el año 1982, con una aspiración religiosa común: el sacerdocio.
Y fuimos tantos y tan distintos, que no faltó quien nos apodara ‘La Jungla’. De nuestro curso, solamente, 42 personas.
Con el tiempo muchos dejaron, a otros los fueron, muy pocos se ordenaron. Y de los ordenados algunos perseveraron y otros abandonaron el ministerio.
Desde hace un poco más de un año, gracias a la tecnología que tenemos hoy en día a nivel de comunicaciones, un pequeño grupito que se reencontraron comenzaron la ardua tarea de rastrear al resto. Hoy somos un grupo de whatsapp, pero mucho más que eso… porque  también somos los que no quisieron ingresar al mismo y somos los que ya partieron a la casa del Padre.
Aún en la diversidad, como cuando nos trenzamos en alguna confrontación de ideas respecto a temas secundarios, descubrimos que hay muchísimo más en común. Cosas realmente importantes, como lo es una fe que un día nos congregó y ahora, en la creencia de que nada es casualidad, de que hemos sido convocados por la misma voz Paternal para vivir una fraternidad en Cristo.
La experiencia del Seminario nos marcó de por vida y en su seno, hemos experimentado una filiación por parte de una Madre que nos formó en el cristianismo hermanándonos entre nosotros.
El regreso al Seminario, este 10 de diciembre, fue un intento de hacernos presentes ante los demás para decirles: ‘Nosotros también, aquí estuvimos… Y si algún día nos apartamos, no fue porque dejáramos de existir. En nosotros aún late la presencia de Quien nos guía en la vida… Paradójicamente caminamos el mismo Camino por distintos caminos. Y hoy, aquí estamos’
Y como prueba de esto, dejamos en esa hermosa fiesta de la Virgen de Loreto, fiesta del Seminario, una pintura con una imagen de Monseñor Angelleli.
Damos gracias al Padre ‘Michi’ Ríos que nos abrió tanto las puertas de la casa, como las de su corazón. Vivimos un día muy especial, ya que muchos de los sacerdotes presentes se nos acercaron, nos felicitaron, nos hicieron sentir parte. Con ellos compartimos la mesa del almuerzo. Y como si el tiempo no hubiera pasado (a pesar de las canas, peladas, arrugas y panzas)… realmente ‘Parece que fue ayer’.

Actualmente formamos parte de este grupo, y por qué no decir de esta pequeña comunidad: Néstor Barrionuevo, Jorge Gerbaldo, Celso Asusa, Juanjo Cabadas, Pocho Gauna, Hugo Carrillo, Horacio Biaggiotti, Gustavo Lubatti, Oscar Peretti, José Luis Romero, Ricardo Martins, Daniel Trapo Cabrera, Eduardo Gobbi, Francisco Bisio, Pepe Soave, Hugo Arce, Cabo Gomez, Víctor Rosa, Hugo Arce, Luis Gauna, Jorge «el Gallego» Martinez, Gabriel Lascano, y Javier Ladrón de Guevara.