Ayer celebramos la vida del P. Sergio Colmenares, formador de nuestra casa. Compartimos la Eucaristía y celebramos el don de su vida en nuestra comunidad.

Quienes lo conocemos sabemos de su alegría, su humildad y su esmero en caminar siempre detrás de Jesús. Su vida y su testimonio nos alientan y nos anima a seguir caminando.

Los invitamos a rezar por él, para que toda su vida esté siempre llena de la alegría del Evangelio, para que siga ofreciendo a los demás el amor de Jesús Buen Pastor y no deje nunca de ofrecer su vida en favor de los más pequeños, pobres y olvidados.