Ayer fue día de celebración, luego de compartir la Eucaristía celebramos como familia la vida del P. Carlos Ponza, Director Espiritual del seminario.

Cada cumpleaños, es motivo para reconocer los dones del otro y dar gracias por ello. En el P. Ponza, reconocemos como don su capacidad de escucha, de ayuda en el discernimento, su don para enseñar, su sentido del humor y su experiencia y camino de iglesia.

Los invitamos a rezar por él, por su vida, para que sea siempre un fiel discípulo de Jesús.